protección de datos para páginas web

En el artículo de hoy hablaremos sobre la protección de datos para páginas web, un procedimiento obligatorio ante las fuertes sanciones impuestas por la normativa.
Los ciudadanos cada vez son más conscientes de la importancia de sus datos en internet, quienes tienen el derecho de abrir una denuncia de ser necesario frente a una irregularidad sobre el manejo de los mismos.
Si tienes un blog o página web en España, es fundamental que leas las siguientes líneas si quieres aprender a adaptar tu sitio al reglamento actual del RGPD y librarte de las sanciones.
¡Vamos!

Cuando adaptar una página web a la protección de datos

Muchos webmasters tienden a preguntarse cuándo deben cumplir con la protección de datos, en realidad casi siempre deben hacerlo porque en la mayoría de los casos por el simple hecho de recoger o analizar información personal (así sea únicamente la IP).
Los casos más habituales son:
• Cuando utilizas una herramienta como Google Analytics para analizar el rendimiento de tu web.
• Cuando incluyes publicidad en tu página.
• Cuando almacenas los datos de tus visitantes en la nube, ordenador o en el propio sitio web.
• Cuando monetizas tus esfuerzos con cualquier programa de afiliación.
• Cuando ofreces/vendes servicios o productos.
• Cuando habilitas los comentarios, permites el registro/suscripción o hasta por solo tener un formulario de contacto.
Existen algunas excepciones que puedes leer en esta web oficial del estado.

¿De qué puedes librarte si adaptas tu página al RGPD?

Si todavía no lo sabes, muchas páginas ni siquiera cuentan con el requisito básico de la normativa, siendo evidente el incumplimiento y la demanda por parte de un visitante.

Las sanciones no son un juego, todas representan una buena suma de dinero solamente a la entidad encargada, ya que se requiere de un abono aparte dirigido al afectado del tratamiento.

Básicamente es una indemnización por daños y perjuicios. Además, hay muchos oportunistas por la red buscando estos casos en particular para aprovecharse de la situación sin importar que dicho propietario tenga el conocimiento mínimo sobre el tema.

Todo español tiene el derecho de reportar alguna anormalidad en asuntos identificables y cuantificables dispuestos por el RGPD.

Aparte de lo ya mencionado, acatar las reglas del Reglamento General De Protección De Datos nos libra de:

    • Dañar nuestra reputación personal.
    • Perder nuestra base de datos.
    • Disolver la confianza y credibilidad de nuestros usuarios.
    • Suprimir cualquier posibilidad de negocio o emprendimiento individual.

A veces, los servicios profesionales no son 100% fiables

Son diversos los profesionales que juran brindar un “excelente servicio” para adaptar un sitio web siguiendo las normativas del RGPD.

La realidad es que se han reportado casos donde nunca llevaron a cabo un buen trabajo y las victimas han estado envueltas en un gran inconveniente millonario, aquí tienes un reporte real documentado por el confidencial.

Para ir en contra de esta problemática, desde Jokkar nos encargamos de adaptar tu sitio web correctamente a lo establecido en la normativa vigente.

De esta manera, evitarás un dolor de cabeza futuro por perder miles o millones.

Protocolos legales para no ser un infractor más del RGPD

Justo en este momento, mientras lees este increíble artículo desde tu casa, puedes realizar una serie de pasos básicos con los cuales cumplirás con el reglamento:

    1. Contar con un excelente sistema de seguridad ante un gran ataque.
    2. Contar con un sistema que notifique las brechas de seguridad.
    3. Utilizar una herramienta de administración remota (RAT) para llevar un registro.
    4. Mantener un monitoreo regular sobre las exigencias del RGPD.
    5. Derecho al olvido y oposición sobre el empleo de datos personales.
    6. Garantizarles a los usuarios un sencillo acceso a sus datos.
    7. Especificar y concretar rigurosamente los medios que soliciten a tus usuarios su información personal como las suscripciones, los comentarios, entre otros.
    8. Aclarar el uso de los datos personales suministrados tanto de los usuarios como de los clientes.
    9. Solicitar el consentimiento de los datos personales para su correcta gestión.
    10. Justificar la cumplimentación de los partícipes con los que utilices la información.

Con estos 10 protocolos estarás del lado de la ley.

Solicitar el consentimiento de los usuarios es imprescindible

Cuando estés adaptando tu web para cumplir con la protección de datos, al momento de solicitar los datos de los usuarios o del cliente, es esencial pedir su consentimiento como lo estipula la normativa.
Pero no basta con un simple “Puedo gestionar sus datos”, sino que debe estar estructurado siguiendo estos parámetros:
Consentimiento libre: sin ser una condición obligatoria para concretar una función a menos que lo requiera.
Totalmente específico: apartado de otros términos y condiciones.
Bien informado: explicado y detallado correctamente en cuanto al tratamiento de los datos.
• Sin suponer un inequívoco: sino una acción aprobatoria sin omisión por parte del usuario.
Y sumamente verificable: conservando un registro de la aprobación realizada el usuario.
Teniendo esto presente, todo formulario o medio de contacto en tu web, debe contar con una casilla adicional desmarcada confirmable únicamente por el usuario como requisito obligatorio para dicha función.
Lo que se traduce como un consentimiento expreso y legalmente válido.
Ahora, si necesitas permiso para varias gestiones, debes colocar una casilla por cada uno.

Cómo adaptar los formularios web a la protección de datos

La normativa actual del RGPD apuesta por la total transparencia a favor de los ciudadanos con el fin de saber quién desea tomar sus datos, para qué hacerlo y hasta cuándo serán utilizados resaltando sus derechos y la forma de ejercerlos.
Además, la información tiene que ser visible, clara y previa al envío del formulario, también debe contar con dos capas, la primera para hacer obedecer este requerimiento legal y a segunda para solicitar la información.
Todos los formularios del sitio tienen que estar estructurados de la siguiente forma:
1. Una capa informativa: perteneciente al LOPD brindando la identidad del responsable, la finalidad y derechos del usuario.
2. Otra capa informativa: con el resto de la información.
3. Casilla de verificación desmarcada.

¿Cómo incorporar la casilla de verificación?

Prácticamente tienes 2 formas de incorporar la casilla de verificación en tus formularios:
1. Manualmente con código: si eres programador sabrás cómo hacerlo por medio del código.
2. Con apoyo de los plugins: WordPress cuenta con los plugins WP GDPR Compliance y WP Comment Policy Checkbox, perfectos para este requerimiento.

¿Cómo puedo adaptar los demás formularios al RGPD?

Es sencillo, no olvides adecuar todos los formularios con la primera capa legal respetando lo siguiente:
Responsable del sitio: identidad de la empresa o autónomo.
Finalidad de la información obtenida: considera que no hay una única finalidad para todos los formularios de tu sitio, necesitas especificar cada caso (contacto, comentario, venta, etc).
Derechos del usuario: acceso, rectificación, cancelación, limitación, entre otros.
Acceso a la información adicional (segunda capa) con la política de privacidad.

Conclusión
Con estas recomendaciones, podrás llevar a cabo una correcta protección de datos en tu página web.
Las sanciones legales son muy serias, así que ahórrate un mal rato y tómate el tiempo de tener todo en regla.
Si no quieres darte mala vida, recuerda que puedes contactarnos 😉

Protección de datos para páginas web
Etiquetado en:                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
Contactar con Jokkar
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?