WhatsApp business y la RPGD

WhatsApp actualmente cuenta con más de 800 millones de usuarios activos en todo el mundo, es considerada como la mejor app de mensajería por excelencia por su facilidad de uso y eficacia.

España tiene a más de 30 millones de usuarios utilizando esta herramienta de comunicación, por esa razón, las empresas españolas se han adecuado al uso de la app para dialogar con sus clientes o empleados.

Pero su uso requiere de un cumplimiento estricto por parte del RGPD y las condiciones de Facebook.

Los autónomos tampoco se escapan de esta medida, por lo cual también entran al grupo de las figuras que tienen que seguir las normativas al pie de la letra.

Así que, si quieres saber más al respecto, te invito a seguir leyendo esta breve información.

WhatsApp Business

A diferencia de otras herramientas de mensajería, WhatsApp dispone de una alternativa catalogada como “Business”.

Que fue creada por la empresa para facilitar la comunicación de empresa a cliente con mensajes automáticos, respuesta inmediata, y otros elementos de ayuda.

Las empresas deben descargar WhatsApp Business directamente desde la tienda de Google o Apple, y no emplear la mensajería convencional para interactuar con los usuarios.

Si se descarga una versión no legitima o modificada de WhatsApp Business, la empresa tiene todo el derecho de suspender la cuenta por la vulnerabilidad que representa en el tratamiento de datos.

Ahora si la versión es original, pero se llevan a cabo actos como el spam, igualmente WhatsApp puede bloquear la cuenta por uso inadecuado.

Para evitar este tipo de cosas lo mejor que se puede hacer es leer con cuidado los términos y condiciones del servicio.

 

Uso de WhatsApp dentro de la empresa

 

Si la empresa o compañía planea crear un grupo para la interacción con los empleados, tiene el deber de informar primero a sus trabajadores para que la solicitud sea a nivel de consentimiento.

Los grupos son utilizados básicamente para informar de una falta, cambio de turno, o cualquier otro inconveniente relacionado con la empresa.

No es obligatorio que accedan si no quieren o no se sienten cómodos en un grupo, la decisión es totalmente libre y transparente.

Ahora, si se presenta el caso de que un integrante quiere salir, lo puedo hacer sin ningún problema ejerciendo sus derechos.

El empleador tiene el deber de integrar en su anuncio una capa de información legal que aclare lo siguiente:

  • Responsable del tratamiento de datos.
  • Finalidad del grupo.
  • Base jurídica.
  • Solo destinatarios de la aplicación, a excepción de una obligación legal.
  • Derechos.
  • Correo o contacto del responsable del tratamiento.

Uso de WhatsApp para clientes

 

Es válido que se opte por WhatsApp para un primer contacto con un cliente.

Cualquier empresa que tenga la intención de emplear este medio para el tratamiento de datos, se debe confirmar que sea legítimo al acatar las condiciones del artículo 6 del RGPD.

No se puede realizar ningún contacto sin autorización del cliente, ya que este apto puede ser tomado como una reclamación contra la empresa.

El artículo 13 del RGPD tampoco se puede obviar, ya que dice claramente que el responsable del tratamiento tiene la obligación de informarle al usuario sobre el uso de su identidad, finalidad del tratamiento, destinatarios, base legal, etc.

Ya mencionamos que WhatsApp Business tiene funciones de automatización, una de ellas sirve perfectamente para conseguir el consentimiento de los usuarios antes de proceder con los anuncios de la empresa.

WhatsApp solo debe contar el fin de mantener una comunicación informativa, está prohibido el intercambio de datos personales o alguna información privada.

Esto queda claro en las políticas de la aplicación, de haber un abuso con datos personales, la empresa encargada del tratamiento es la responsable como lo indica el artículo 5 del RGPD.

Ahora, si la empresa quiere usar esta herramienta con fines comerciales, debe cerciorarse de lo siguiente según el LSSI:

No está permitido el envío de ningún tipo de promoción publicitaria en medios electrónicos sin haber conseguido el consentimiento del usuario.

De existir un consentimiento previo, el punto pasado no aplica si los datos personales se obtuvieron de forma legal.

El encargado del tratamiento debe permitir la abstinencia por parte del usuario de no emplear sus datos con fines comerciales de forma gratuita.

 

 

Whatsapp business y la RPGD
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
Contactar con Jokkar
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?