RGPD

 

El nuevo RGPD impone ciertas obligaciones a seguir para proteger los datos de los ciudadanos europeos.

En este caso vamos a ver cómo afecta la RGPD al Gmail o Newsletter que usan las empresas para promocionar sus productos o servicios.

Cabe resaltar que, de no cumplir con este reglamento, las empresas o compañías pueden llevarse una penalización del 4% de su facturación anual.

Así que, si eres dueño de empresa o aspiras a desenvolverte como autónomo y manejar datos personales, definitivamente esta información es de tu interés.

 

Protección de datos antes de la nueva normativa

En el pasado las empresas solo pedían el consentimiento al usuario de forma implícita tildando la casilla de “acepto la política de privacidad” para enviar correos comerciales.

De esta manera podían mandar una información específica cada cierto tiempo y sin ningún tipo de preocupación.

El formato utilizado también era mucho más simple, ya que no se exigía en esos tiempos una solicitud explícita.

 

Protección de datos después de la nueva normativa

Una vez entró en juego la nueva normativa impuesta por el RGPD, el consentimiento pasó a ser un factor de exigencia clara, lo que llevó a miles de empresas a actualizar su formato.

Ahora, para no sufrir una sanción muy grande las empresas deben incluir lo siguiente en el correo electrónico:

  • Tratamiento de los datos.
  • Propósito y lapso de conservación de los datos.
  • Base jurídica.
  • Destinatarios de dichos datos.
  • Derechos que protegen al usuario.
  • Origen de la información.

También se debe asegurar que el usuario acepte las nuevas políticas de privacidad con una casilla de confirmación y un captcha para demostrar que no es un robot.

Los usuarios o clientes de las actuales empresas tienen la obligación de enviar un nuevo formato electrónico que cumpla con la nueva normativa, ya que no se reconocerá a los individuos conseguidos de la forma antigua.

El consentimiento explícito es la modalidad que se debe efectuar de forma obligatoria.

 

Amoldar el correo electrónico es clave en la protección de datos

Con esta normativa en funcionamiento es esencial realizar un cambio drástico, pero no tan complejo en los nuevos E-mails.

Recuerda que la idea no solo se centra en el formulario de suscripción, sino que también es exigido en el cuerpo del mail.

Se le debe informar al usuario el medio por el cuál se consiguieron sus datos, la finalidad o el objetivo de los mismos, el responsable del tratamiento, si los datos serán compartidos por terceros, y cómo pueden dar a ejercer sus derechos.

Esta nueva normativa va dirigida a todas aquellas entidades que tengan un interés de lucrarse y a las asociaciones informativas.

 

Efecto dominó en las empresas europeas

Aunque la medida está establecida para proteger al ciudadano europeo, muchas empresas han decido dejar de brindar sus servicios en el territorio debido a las constantes exigencias por parte del RGPD.

Esto se puede tomar como un acto de agobio o como una falta de interés en adaptarse cada vez más a la protección de datos.

Sin importar cuál haya sido el caso, la realidad es que el ciudadano es más consciente y está más protegido.

Por otra parte, las compañías no sacan ningún provecho con esta nueva medida en los correos electrónicos.

Sólo una disminución en su base de datos y una sanción menos.

¿Cómo afecta la RGPD al Gmail o Newsletter?
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button